Connect with us

Life

De cervezas recicladas y repartidores que prueban la comida

Published

on

de cerveza reciclada y repartidores que prueban la comida supnews
Imagen de GraphicMama-team en Pixabay

Comer en la calle, pedir un delivery o hasta tomar cervezas en un estadio de fútbol tiene sus riesgos. Consciente o inconsciente, los comensales depositan su confianza en vendedores, mesoneros, cocineros… Algunas preguntas pululan en el aire de forma involuntaria: “¿Lavarán bien los vegetales?” “¿La cocina estará limpia?” “¿De cuándo será este pastel?”

 

Tampoco podemos ir por la vida paranoicos, atormentándonos cada vez que tomamos el almuerzo o la cena fuera de casa. Lo mismo en esos días en los que la pereza manda y nuestra mejor opción para saciar el hambre es recurrir a cualquiera de las múltiples aplicaciones móviles disponibles en el mercado y pedir unos tacos (o lo que se antoje).

 

Todos nos esforzamos en ‘no hacernos mente’ y confiamos en que lo que ordenamos está elaborado con los mejores ingredientes, que el chef se lavó bien las manos, que nadie tosió cerca de nuestro plato… Aunque en ocasiones, nuestra seguridad se trastoca un poco.

 

El repartidor, ¿probó tu comida?

 

Un estudio publicado recientemente por US Food arrojó un dato llamativo. Algo que todos sospechábamos (o que al menos alguna vez se cruzó por nuestra mente), pero de lo que no teníamos plena certeza. Resulta que en Estados Unidos, el 25% de los repartidores de comida admitió haber probado los platos de sus clientes mientras iba de camino. Es decir, uno de cada cuatro. Y muy probablemente el número sea todavía mayor, considerando que aún siendo anónimas las respuestas, muchos pudieron mentir al respecto.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿La culpa es de la vaca? Soluciones para frenar el cambio climático


La misma investigación arrojó que, con conocimiento de que los delivery boys (y girls) pueden sentir hambre o curiosidad, el 85% de quienes ordenan comida para que se las acerquen hasta sus hogares o sitios de trabajo, exigen a los restaurantes etiquetas o sellos de garantía que certifiquen que los alimentos no fueron manipulados durante el trayecto entre la cocina y las manos de los comensales.

 

Vamos al fútbol, ¿se te antoja una cerveza?

 

A lo largo de toda América Latina consumir alimentos y bebidas en recintos deportivos es un acto de alto riesgo. Si bien los organismos oficiales encargados de velar por la salubridad de estas instalaciones han mejorado sustancialmente en los últimos años, un estadio (de fútbol o béisbol) sigue siendo un estadio. Y como hay cosas que resultan difíciles de evitar, los fanáticos nos encomendamos a Dios y comemos y bebemos hasta que termine el espectáculo que fuimos a ver.

Pero una cosa es tener sospechas de que no todo funciona como debería y otra es enterarte que las cervezas que te tomaste mientras disfrutabas del “deporte más bonito del mundo”, eran ‘recicladas’. Eso fue precisamente lo que pasó el 28 de julio pasado en el estadio del Santos Laguna, en Torreón. Lo peor, para quienes asisten con frecuencia a ver en vivo los partidos del equipo Lagunero, es que no tienen ni idea de cuántas ‘chelas’ recicladas se han tomado en los últimos años.

 

¿Comer solo en casa?

 

De nuevo repetimos: no caigamos en la paranoia. Se trata de hechos aislados. (Eso esperamos). Cuando vamos a un restaurante, debemos ser exigentes y si tenemos dudas pedir que nos muestren la cocina. Si comemos unas gorditas en la calle, bueno. Estamos en la calle y estamos comiendo gorditas, pero que al menos quien las prepara que no se limpie la nariz con las manos o cuente el dinero al mismo tiempo que prepara la masa.

 

Ahora, en cuanto a los estadios… Quizá lo ocurrido en el T.S.M. permita que muchos terminen sobrios al finalizar los juegos. Al menos mientras olvidan este terrible incidente.

 

 

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Life

¿Los tatuados tienen más oportunidades como emprendedores?

Published

on

La interrogante que da pie a estas líneas es en extremo simplista, lo sabemos. Pero en ocasiones la mejor forma para tratar de entender al mundo donde vivimos es simplificándolo al máximo. ¿Las personas con tatuajes cuentan con las mismas oportunidades dentro del mercado laboral que aquellos que no han utilizado su piel como un lienzo? Algunas estadísticas dicen que no.

 

Un reciente ensayo publicado en Journal of Economic Behavior & Organization del cual Xataca se hace eco, sostiene que las personas con tatuajes visibles son más impacientes. Lo que a la luz de los hechos, es uno de los factores que juega en contra para su inserción dentro del mercado laboral ‘tradicional’. 

 

Donde los tatuajes no están estigmatizados es en el mundo del emprendimiento. Tampoco en campos relacionados con el arte y la creatividad.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Son los mexicanos adictos al trabajo?


Pero a pesar de que en líneas generales las personas que llevan estas marcas ya no son tan mal vistas como a finales del siglo XX, todavía quedan muchas barreras por derribar. 

En México y en América Latina, ¿cómo le va a los tatuados? Este es un tema que seguiremos desarrollando.

Continue Reading

Life

Dorian, huracanes categoría 5 y cambio climático

Published

on

Dorian y cambio climático supnews
Referencial - Imagen de David Mark en Pixabay

Cada vez que un desastre natural azota alguna región del planeta – como es el caso de un huracán – las voces más pesimistas en torno al calentamiento global no tardan en aparecer. De forma simultánea, aquellos que no creen en el cambio climático antropogénico, más allá de las tragedias y las pérdidas de vidas o materiales, terminan tomándose los señalamientos que achacan la responsabilidad de algunos de estos fenómenos ambientales a la acción de los seres humanos a manera de chiste.

 

En cualquier caso, de forma ‘naturalmente cíclica’ o como consecuencia del uso y el abuso con el que la humanidad se ha comportado con el planeta Tierra, algunos hechos por lo menos generan cierta inquietud. Inviernos extremadamente fríos y veranos con temperaturas de infarto. Los polos cada vez más derretidos y temporadas de lluvia o sequía realmente duras.

 

Las tormentas del Caribe

 

Cada año, entre el 1 de junio y el 30 de noviembre tiene lugar la temporada de huracanes del Atlántico. Estos eventos no solo ocurren sobre la cuenca del Mar Caribe, también a lo ancho del Pacífico y dentro de los bordes tropicales del océano Índico.

 

Este 2019 muchos especialistas han querido llamar la atención sobre varios detalles. Por quinta ocasión seguida, una tormenta tropical se formó en el Atlántico norte antes del 1 de junio. (Ocurrió el 20 de mayo con Andrea). Pero lo que ha disparado todavía más las alarmas ha sido que con la aparición de Dorian a finales de agosto, ya son cinco los huracanes de categoría 5 los que se han formado en la región durante los últimos cuatro años.

 

La fatídica categoría #5

 

Una tormenta que alcanza este nivel dentro de la escala Saffir – Simpson registra vientos sostenidos de al menos 250 kilómetros por hora. Acompañados por marejadas similares a las que produciría un tsunami.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Los incendios forestales en la Amazonía y las causas políticas de los desastres ecológicos


Cuando Dorian tocó tierra el 1 de septiembre en Bahamas, descargó una potencia de casi 300 kilómetros por hora. Récord desde que se empezaron a llevar estos registros.

El debate está otra vez servido. ¿Cuál es la razón de la alta frecuencia de las tormentas tropicales de categoría cinco? ¿Solo obedecen a una serie de desafortunadas coincidencias? ¿Es culpa de la humanidad?

Continue Reading

Life

Las apps de astrología están de moda (pero no pueden ver su propio futuro)

Published

on

apps de astrología supnews
Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Los seres humanos siempre estamos buscando respuestas en todas partes. Descubrir qué nos depara el futuro mientras todavía estamos en el presente es una de nuestras más grandes preocupaciones como especie, aunque muchos digan lo contrario. Por siglos hemos recurrido a brujos, hechiceros, videntes, pitonisas o como sea que se les llame. A la borra del café, a los caracoles, a las estrellas, las cartas…

 

Dado que en la actualidad todo lo resolvemos con un smartphone, no es de extrañar que los horóscopos nos lleguen ahora vía notificaciones. Aunque en realidad se trata de mucho más que esto.

 

En alza

 

Las aplicaciones astrológicas están viviendo su mejor momento histórico. En lo que va de 2019 han pasado de ser curiosidades de dudosa reputación en un océano en donde hay de todo, a facturar millones de dólares entre sus usuarios.

 

Pero a pesar de que solo el pasado mes de julio las soluciones más populares dentro de este sector acumularon 5.3 millones de dólares de forma combinada, sigue siendo un mercado menor. Sobretodo si se compara con los 30.000.000 USD que recaudaron las apps de meditación.

 

¿El futuro?

 

Todavía no está muy claro si el crecimiento de los horóscopos vía apps será duradero o es solo circunstancial. Tampoco se sabe si es que las señoras y los señores que leían su horóscopo en las revistas o esperaban algún show televisivo para enterarse si se ganarían la lotería se pasaron al mundo digital. O si es que las nuevas generaciones empezaron a buscar respuestas en las constelaciones.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La mayoría de las parejas heterosexuales se conocen en una app


En cualquier caso, hay cierta confianza de que a largo plazo este mercado pueda consolidarse. Aunque los ‘adivinadores’ no se muestren demasiado seguros o eviten de plano lanzar alguna profecía al respecto.

¿Qué le depararán los astros a estas apps? Parece que solo el tiempo lo dirá.

Con información de Mashable

Continue Reading

Trending

English
Spanish English