Connect with us

Business

El barrio rojo de Ámsterdam queda fuera de la reapertura de la ciudad

Published

on

el-barrio-rojo-de-amsterdam-queda-fuera-de-la-reapertura-de-la-ciudad

Europa: la reapertura de un continente

Muchos profesionales holandeses regresaron al trabajo en mayo, y la mayoría volverá en julio. Pero las trabajadoras sexuales deberán esperar hasta septiembre, lo que empujará a cientos a la pobreza y a algunas las obliga a arriesgarse a trabajar en secreto.

Patrick Kingsley, corresponsal internacional, y Laetitia Vancon, fotoperiodista, están haciendo un recorrido en automóvil de más de 6000 kilómetros mientras se reanudan las actividades en el continente europeo después de las cuarentenas por el coronavirus. Lee todos sus reportajes (en inglés).


ÁMSTERDAM — Las luces escarlatas seguían encendidas sobre los escaparates de De Wallen, el principal barrio rojo de Ámsterdam, pero los escaparates estaban vacíos.

Las calles que están a un lado de los canales, casi siempre atestadas de turistas, se encontraban desiertas.

Los burdeles y el museo de la prostitución estaban cerrados hasta nuevo aviso.

“Prohibido tomar fotografías de las trabajadoras sexuales”, decían los rótulos colocados encima de los escaparates de los burdeles. “Multa: 95 euros”.

Pero en los escaparates no había trabajadoras sexuales que fotografiar, ni tampoco turistas que las retrataran.

Países Bajos está reanudando sus actividades. Desde el 11 de mayo han vuelto a trabajar estilistas, instructores de manejo y cosmetólogos, sin tener que usar mascarilla. Los restaurantes volvieron a abrir las áreas al aire libre a principios de este mes. Se tiene programado que los gimnasios y saunas vuelvan a funcionar a principios de julio.

En De Wallen, está abierta una cerrajería, así como unos cuantos bares (vacíos por lo general) y las tiendas que venden juguetes sexuales, látigos, esposas y uno que otro vestido de látex.

No obstante, se les ha pedido a las trabajadoras sexuales que esperen hasta septiembre, lo cual hace que la zona esté vacía y empuja a muchas de ellas a la pobreza, o a volver a trabajar en secreto.

Charlotte de Vries, el nombre profesional de una acompañante que trabaja en Ámsterdam, atendía hasta siete clientes por semana. Pero la semana que comenzó la cuarentena, los siete le cancelaron, lo que le costó de inmediato cerca de 1500 dólares.

“Y después de eso dejé de contar”, dijo De Vries, sentada en una mesa en el límite del barrio rojo. “Pensé que no quería saberlo”.

Cuando hablaba, repiqueteaban las campanas de la iglesia más antigua de Ámsterdam, al otro lado de la calle. Dijo que como la zona estaba desierta, ahora sí se podían escuchar los sonidos del vecindario.

Por el momento, De Vries puede recurrir a sus ahorros. Pero muchas de sus colegas no tienen esa posibilidad. Más de 400 han buscado la ayuda de un nuevo fondo de emergencia recaudado por voluntarios, el cual ofrece unos 45 dólares de ayuda a los solicitantes más necesitados.

Esa iniciativa dista mucho de ser suficiente. De Vries dice que conoce a siete trabajadoras sexuales que se han visto obligadas a trabajar en secreto solo para pagar la renta. Rosie Heart, que es el nombre profesional de otra trabajadora sexual neerlandesa, dijo que conocía al menos a diez en esta situación.

“En verdad es desastroso”, dijo Heart, quien normalmente ofrece servicios de compañía en Ámsterdam y Londres, además de trabajar como representante de Proud, un sindicato de trabajadoras sexuales neerlandesas.

Trabajar en secreto de esta manera las vuelve especialmente vulnerables porque corren más riesgos con los clientes agresivos.

Image

Antes de la crisis del coronavirus, si un cliente se ponía violento, “acudíamos a la policía”, dijo De Vries. “Pero ahora no podemos, porque lo que hacemos es ilegal”.

En eso, pasó un vecino que la saludó con una inclinación de la cabeza. Una de las pocas cosas buenas de la crisis ha sido la oportunidad de conocer mejor a los residentes de la zona, dijo De Vries.

Las dificultades que enfrentan las trabajadoras sexuales neerlandesas se deben a las desigualdades en el apoyo gubernamental. Al igual que muchos gobiernos, al principio de la crisis las autoridades neerlandesas crearon flujos de ingresos de emergencia para las personas que de pronto se quedaron sin trabajo.

Pero en la práctica, muchas de las trabajadoras sexuales no reúnen los requisitos para obtener los nuevos subsidios por la forma en que estaban registradas ante las autoridades tributarias antes de la crisis. O tienen demasiado miedo de solicitarlos.

Pese a que la prostitución es legal en los Países Bajos, muchas trabajadoras sexuales prefieren no declarar su profesión ante las autoridades gubernamentales porque ese oficio todavía conlleva un estigma social, o porque trabajan sin tener todas las licencias que se necesitan para cumplir totalmente con la ley.

En una encuesta a 108 trabajadoras sexuales de los Países Bajos realizada por SekswerkExpertise, un grupo de investigación en Ámsterdam, el 56 por ciento de las encuestadas afirmaron haber solicitado apoyo por el coronavirus. De esas solicitantes, solo el 13 por ciento dijo que había recibido ayuda.

De las que no solicitaron, casi una de cada tres dijo que ya sabía que no cumplía con los requisitos y una de cada seis dijo que le preocupaba declararse trabajadora sexual ante las instituciones de gobierno, porque se podría revelar su identidad.

Image

Además, las trabajadoras sexuales migrantes que trabajan sin permiso no pueden ni siquiera pensar en solicitar la ayuda.

Heart fue una de las pocas solicitantes que tuvo éxito y ha recibido 1500 dólares al mes desde marzo, a duras penas la mitad de lo que ganaba normalmente.

Pero dijo que dejará de solicitar ayuda a partir de julio porque, para ese entonces, es probable que las trabajadoras sexuales sean las únicas personas sin trabajo por motivos directamente relacionados con las restricciones por el coronavirus.

  • Updated June 5, 2020

    • How many people have lost their jobs due to coronavirus in the U.S.?

      The unemployment rate fell to 13.3 percent in May, the Labor Department said on June 5, an unexpected improvement in the nation’s job market as hiring rebounded faster than economists expected. Economists had forecast the unemployment rate to increase to as much as 20 percent, after it hit 14.7 percent in April, which was the highest since the government began keeping official statistics after World War II. But the unemployment rate dipped instead, with employers adding 2.5 million jobs, after more than 20 million jobs were lost in April.

    • Will protests set off a second viral wave of coronavirus?

      Mass protests against police brutality that have brought thousands of people onto the streets in cities across America are raising the specter of new coronavirus outbreaks, prompting political leaders, physicians and public health experts to warn that the crowds could cause a surge in cases. While many political leaders affirmed the right of protesters to express themselves, they urged the demonstrators to wear face masks and maintain social distancing, both to protect themselves and to prevent further community spread of the virus. Some infectious disease experts were reassured by the fact that the protests were held outdoors, saying the open air settings could mitigate the risk of transmission.

    • How do we start exercising again without hurting ourselves after months of lockdown?

      Exercise researchers and physicians have some blunt advice for those of us aiming to return to regular exercise now: Start slowly and then rev up your workouts, also slowly. American adults tended to be about 12 percent less active after the stay-at-home mandates began in March than they were in January. But there are steps you can take to ease your way back into regular exercise safely. First, “start at no more than 50 percent of the exercise you were doing before Covid,” says Dr. Monica Rho, the chief of musculoskeletal medicine at the Shirley Ryan AbilityLab in Chicago. Thread in some preparatory squats, too, she advises. “When you haven’t been exercising, you lose muscle mass.” Expect some muscle twinges after these preliminary, post-lockdown sessions, especially a day or two later. But sudden or increasing pain during exercise is a clarion call to stop and return home.

    • My state is reopening. Is it safe to go out?

      States are reopening bit by bit. This means that more public spaces are available for use and more and more businesses are being allowed to open again. The federal government is largely leaving the decision up to states, and some state leaders are leaving the decision up to local authorities. Even if you aren’t being told to stay at home, it’s still a good idea to limit trips outside and your interaction with other people.

    • What’s the risk of catching coronavirus from a surface?

      Touching contaminated objects and then infecting ourselves with the germs is not typically how the virus spreads. But it can happen. A number of studies of flu, rhinovirus, coronavirus and other microbes have shown that respiratory illnesses, including the new coronavirus, can spread by touching contaminated surfaces, particularly in places like day care centers, offices and hospitals. But a long chain of events has to happen for the disease to spread that way. The best way to protect yourself from coronavirus — whether it’s surface transmission or close human contact — is still social distancing, washing your hands, not touching your face and wearing masks.

    • What are the symptoms of coronavirus?

      Common symptoms include fever, a dry cough, fatigue and difficulty breathing or shortness of breath. Some of these symptoms overlap with those of the flu, making detection difficult, but runny noses and stuffy sinuses are less common. The C.D.C. has also added chills, muscle pain, sore throat, headache and a new loss of the sense of taste or smell as symptoms to look out for. Most people fall ill five to seven days after exposure, but symptoms may appear in as few as two days or as many as 14 days.

    • How can I protect myself while flying?

      If air travel is unavoidable, there are some steps you can take to protect yourself. Most important: Wash your hands often, and stop touching your face. If possible, choose a window seat. A study from Emory University found that during flu season, the safest place to sit on a plane is by a window, as people sitting in window seats had less contact with potentially sick people. Disinfect hard surfaces. When you get to your seat and your hands are clean, use disinfecting wipes to clean the hard surfaces at your seat like the head and arm rest, the seatbelt buckle, the remote, screen, seat back pocket and the tray table. If the seat is hard and nonporous or leather or pleather, you can wipe that down, too. (Using wipes on upholstered seats could lead to a wet seat and spreading of germs rather than killing them.)

    • Should I wear a mask?

      The C.D.C. has recommended that all Americans wear cloth masks if they go out in public. This is a shift in federal guidance reflecting new concerns that the coronavirus is being spread by infected people who have no symptoms. Until now, the C.D.C., like the W.H.O., has advised that ordinary people don’t need to wear masks unless they are sick and coughing. Part of the reason was to preserve medical-grade masks for health care workers who desperately need them at a time when they are in continuously short supply. Masks don’t replace hand washing and social distancing.

    • What should I do if I feel sick?

      If you’ve been exposed to the coronavirus or think you have, and have a fever or symptoms like a cough or difficulty breathing, call a doctor. They should give you advice on whether you should be tested, how to get tested, and how to seek medical treatment without potentially infecting or exposing others.


Teme que eso la delate como trabajadora sexual y que muy posiblemente haga que los funcionarios locales la desalojen de su casa por suponer —de manera errónea— que usa su apartamento como un burdel sin licencia.

“En un momento podría estar solicitando la ayuda del gobierno”, dijo Heart. “Y al siguiente podría estar peleando para seguir en mi casa”.

Algunas trabajadoras sexuales desempleadas han recurrido a internet para intentar ganarse la vida con espectáculos de sexo en línea. Diez asistieron a una reciente sesión de capacitación en línea del Centro de Información de Prostitución, una organización sin fines de lucro que brinda apoyo a las trabajadoras sexuales y organiza visitas guiadas por De Wallen para los turistas.

Pero construir una base de clientes suscritos puede demorar meses, y hay costos sustanciales para establecer un negocio en internet. El trabajo sexual en línea necesita una buena cámara, un micrófono, una conexión a internet estable, y un espacio privado donde se pueda operar sin interrupciones.

Una nueva afluencia de profesionales del sexo en internet también podría dificultarles la vida a quienes ya están en el negocio en línea. “Hay aún más competencia, por lo que es más complicado”, dijo Heart.

Image

Las trabajadoras sexuales dijeron que no entienden por qué no les permiten regresar a trabajar al menos de manera parcial en julio, junto con los gimnasios y los saunas. Su trabajo no tiene que incluir besos, y gran parte de ese trabajo, incluso antes de la crisis del coronavirus, no incluía coito ni contacto cara a cara.

Ahora los estilistas pueden volver a atender a sus clientes “y ponerse frente a su rostro para cortarles el fleco”, dijio Heart. Así que se preguntaba por qué no se les permitía a ellas realizar actos sexuales que no llegaran al coito.

“No estoy diciendo para nada que nos permitan trabajar como siempre, claro que no”, añadió. “Pero si dicen que todos pueden volver a trabajar, excepto las trabajadoras sexuales, algo está mal con ese razonamiento”.

Patrick Kingsley es un corresponsal internacional que se centra en proyectos de reportajes a largo plazo. Ha reportado desde más de 40 países, escrito dos libros y antes cubrió migración y Medio Oriente para The Guardian. @PatrickKingsley

Business

Esta empresa quiere conectar hogares y mipymes en mercados a donde no llega Telmex, izzi o Megacable

Published

on

esta-empresa-quiere-conectar-hogares-y-mipymes-en-mercados-a-donde-no-llega-telmex,-izzi-o-megacable

11 de julio 2020 | 5:00 am

La falta de conectividad en el país, sobre todo en áreas a las que no llega ningún tipo de infraestructura, fue el escenario de oportunidad para que Hugues México empezara a desplegar su servicio residencial y más recientemente de negocios.

La ventaja frente a otros competidores tradicionales, según Marcos Duarte, director de operaciones de Hugues México, es que no tienen que desplegar ningún tipo de infraestructura pues el servicio que ofrece es internet satelital.

La empresa no requiere desplegar postes, cableado o antenas repetidoras para hacer llegar el servicio a hogares o negocios, porque además de que no compite en los mercados en los que opera Telmex, izzi o Megacable, tampoco ofrecen los mismos paquetes.

Un instalador, una antena de 90 centímetros y un módem son los tres elementos que necesita para poder ofrecer internet, “de tal forma que la cobertura sin necesidad de infraestructura terrestre nos ha dado una ventaja competitiva”, aseguró el directivo.

Para Duarte, aunque existe la percepción de que el internet satelital es muy caro, la oferta se compone de dos precios: el primero es el precio de entrada y el otro es el costo del plan mensual, lo que en conjunto hace o no atractiva una oferta.

Es más caro no tener internet, porque eso es en estos tiempos de contingencia una limitante mayor, sobre todo para micro y pequeños empresarios, emprendedores o cualquier profesionista que con la pandemia ha tenido que explotar su actividad a través de internet

Las zonas de mayor demanda del servicio de internet satelital para la compañía son en el sur y sureste de México, unas de las zonas del país en donde la penetración de internet es menor frente a otras zonas.

Aunque tiene presencia en las 32 entidades del país, el principal reto para la compañía de origen estadounidense es hacer crecer su cobertura de instaladores y distribuidores para tener un mayor alcance en clientes, más allá de la cobertura territorial, dado que ya tiene cobertura del 97% en el país.

elceo.com
https://elceo.com/negocios/esta-empresa-quiere-conectar-hogares-y-mipymes-en-mercados-a-donde-no-llega-telmex-izzi-o-megacable/

Continue Reading

Business

¿Por qué los gasoductos son más fáciles de construir en Europa que en Estados Unidos?

Published

on

¿por-que-los-gasoductos-son-mas-faciles-de-construir-en-europa-que-en-estados-unidos?

11 de julio 2020 | 5:00 am

Donald Trump sufrió esta semana un golpe en su lucha por regresar al sector de hidrocarburos la importancia que ha ido perdiendo en años recientes.

La construcción del ducto Dakota Access fue suspendida por un juez federal que argumentó la falta de garantías contra desastres naturales. Se trata de uno de tres proyectos importantes en Estados Unidos que están en pausa y que se unen al gasoducto Tuxpan-Tula para pintar un panorama complejo en el transporte de hidrocarburos en el continente americano.

Sin embargo, del otro lado del Océano Atlántico, el gobierno de Vladimir Putin ha conseguido expandir su influencia política en Europa y Asia a través de la construcción de gasoductos que le permiten enviar gas natural a clientes importantes.

Moscú informó esta semana que el gasoducto Nord Stream 2 ha tenido avances normativos y que el gobierno incluso planea la construcción de un ducto más hacia China.

¿Por qué los ductos americanos encuentran tantas trabas mientras Rusia sigue avanzando con sus planes?

Autocracia

Rusia se encuentra en el centro de la mayoría de los proyectos de transporte de gas en Europa y Asia. El segundo mayor productor de gas natural a nivel mundial necesita establecer relaciones comerciales con las potencias que se encuentran a su alrededor para reforzar su posición diplomática, y sabe que el hidrocarburo es su mejor apuesta.

Además, la compañía a cargo de su construcción es Gazprom, una empresa con control estatal parcial, por lo que las obras cuentan con la fuerza del Kremlin para garantizar su conclusión.

En Rusia se necesita un “permiso para manifestarse”, lo que complica que haya protestas contra la construcción de ductos como ocurre en Estados Unidos y México, sobre todo una protesta directa contra una empresa propiedad del Estado.

Incluso el coronavirus ha sido un tema que poco ha mermado los avances de las obras.

El 1 de mayo pasado, trabajadores de una planta propiedad de Gazprom se manifestaron contra la falta de garantías a su salud, pero la protesta sólo fue cubierta por medios locales y no tuvo mayores repercusiones.

gasoductos rusia

Mapa de los principales gasoductos en Europa (Fuente: Wikicommons)

Geografía

La densidad poblacional juega un papel importante en el trazado de ductos entre Rusia y sus principales compradores. Mientras que Estados Unidos y México tienen una densidad poblacional de 33 y 64 pobladores por km2 respectivamente, los ductos que conectan a Rusia cruzan territorios como Kazajistán, con 7 pobladores por kilómetro cuadrado, o incluso Siberia, con tres pobladores por kilómetro cuadrado.

Esta baja población reduce la posibilidad de que comunidades arraigadas protesten el paso de un ducto, además de que facilita modificaciones en el trazado del plan en caso de que existan conflictos imposibles de resolver.

Esta es una condición que existe también en los países de la ex Unión Soviética que conectan a Rusia con Europa Central y Occidental. A sabiendas de que construir nuevos ductos es cada vez más complicado, Moscú ha optado por el Nord Stream 2: un gasoducto submarino que conectará a Rusia con Dinamarca.

Demanda

La aprobación danesa del ducto fue criticada por otros países europeos, principalmente Ucrania, debido a sus posibles ramificaciones geopolíticas. Sin embargo, su construcción representa la posibilidad de que Copenhagen compre gas a precios más bajos y dado que Estados Unidos aún no ha sido capaz de sustituir el abasto ruso, resulta una propuesta demasiado atractiva para el gobierno danés.

Estados Unidos ha establecido buenas relaciones con Polonia, y ha propuesto la construcción de una planta regasificadora en el país, que sería capaz de recibir por barco gas proveniente de América. Sin embargo, los planes no han avanzado desde que fueron anunciados en agosto del año pasado.

Diversos gobiernos europeos han externado su deseo de disminuir su dependencia del gas ruso, pero mientras no haya una solución por parte de Estados Unidos, o un avance tecnológico que permita despegarse de esta tecnología, cualquier obstáculo seguirá siendo sorteable para las economías que necesitan gas para generar su energía.

elceo.com
https://elceo.com/negocios/por-que-los-gasoductos-son-mas-faciles-de-construir-en-europa/

Continue Reading

Bridge

Trabajo desde casa, algo poco probable para la mayoría de los mexicanos

Published

on

trabajo-desde-casa,-algo-poco-probable-para-la-mayoria-de-los-mexicanos

11 de julio 2020 | 5:00 am

La pandemia de COVID-19 ha tumbado los mercados laborales de México y gran parte de mundo, y en algunos sectores también ha implicado una reconfiguración para implementar el teletrabajo o trabajo a distancia.

No obstante, para las personas que viven en pobreza, y principalmente para las y los jóvenes, el teletrabajo simplemente no es posible. El cambio generalizado al trabajo remoto no es factible para los hogares que no tienen una computadora o acceso a internet en el hogar, o es difícil debido a limitaciones de espacio o porque los dispositivos deben compartirse entre los miembros del hogar.

En promedio, en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), 87% de los hogares tienen acceso a internet en sus hogares, aunque la proporción es menos de la mitad en Colombia y México. Y mientras que casi 81% de los hogares en la OCDE tienen acceso a una computadora en casa, esta proporción baja a menos de 50% en Colombia, México y Turquía.

En México, tan solo entre 20 y 23% de los ocupados puede llevar a cabo sus actividades desde casa, de acuerdo con la investigación de Luis Monroy-Gómez-Franco ¿Quién puede trabajar desde casa? Evidencia desde México, publicada por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

La investigación arroja que la mayoría de estas ocupaciones se encuentra concentrada en la cola derecha de la distribución de ingreso, y que éstas son realizadas en su gran mayoría por mujeres.

Tomando como referencia la línea de bienestar calculada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social, también identifico que menos de 5% de los hogares en donde al menos un miembro puede trabajar desde su vivienda se encuentra en situación de pobreza

dice Luis Monroy-Gómez-Franco.

Además, Ciudad de México y Nuevo León más que rebasan el tercio de ocupados que pueden llevar a cabo estas actividades, niveles similares al observado en países desarrollados.

Contrario a lo anterior, en estados como Chiapas o Hidalgo menos de 20% de los ocupados puede realizar sus actividades lejos de su lugar de trabajo. Y en la región del Bajío, en donde existe una alta concentración de la industria manufacturera, sólo entre 17 y 21% de los ocupados puede hacer sus actividades laborales desde casa.

La posibilidad de trabajar a distancia de los trabajadores jóvenes y de quienes no tienen educación universitaria es significativamente menor, de acuerdo con el estudio ¿Quién llevará la peor parte de las políticas de bloqueo? Evidencia de las medidas de teletrabajo en todos los países, del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI estima que cerca de 100 millones de trabajadores de 35 países avanzados y emergentes (de los 189 países miembros) podrían presentar un riesgo alto debido a que no pueden realizar sus trabajos a distancia. Esto equivale, en promedio, a 15% de su fuerza laboral.

El documento indica que los trabajadores sin un título universitario son significativamente menos propensos a tener trabajos que se pueden realizar en el hogar en comparación con sus compañeros con una mayor educación.

Para una determinada ocupación, los trabajadores con bajos niveles de logro educativo en España, Italia, Ecuador y México tienen los puntajes más bajos para llevar trabajar desde casa. Al comparar los perfiles de edad con los sectores, este mayor riesgo para los empleados jóvenes es consistente con la edad relativamente más joven.

La posibilidad de trabajar a distancia de los trabajadores jóvenes y de quienes no tienen educación universitaria es significativamente menor, ya que generalmente corresponde con los perfiles de edad de los trabajadores en los sectores más afectados por el confinamiento y las políticas de distanciamiento social.

En este sentido, las mujeres podrían verse especialmente afectadas, ya que se concentran de manera desproporcionada en los sectores más dañados, como los servicios de alimentos y hostelería. Además, las mujeres realizan más tareas relacionadas con el cuidado de los hijos y las labores domésticas.

El FMI indica que los gobiernos deben centrarse en ayudar a los trabajadores más afectados y a sus familias mediante la ampliación de las redes de protección social y seguros sociales para amortiguar la pérdida de empleo y de ingresos. “Los subsidios salariales y los programas de obras públicas pueden contribuir a que recuperen sus medios de vida durante la recuperación”.

Además, para reducir la desigualdad y ofrecer a las personas mejores perspectivas, los gobiernos deben fortalecer la educación y la capacitación y preparar mejor a los trabajadores para los empleos del futuro,

Esta crisis ha demostrado con claridad que tener acceso a internet es un elemento fundamental de la capacidad de las personas para continuar su participación en el lugar de trabajo. Invertir en infraestructuras digitales y cerrar la brecha digital también permitirá que los grupos desfavorecidos participen de manera importante en la economía del futuro

dice el FMI.

Monroy también señala que es necesario que las políticas públicas focalicen sus esfuerzos en alcanzar a la población más pobre, en tanto que ésta es la que menor capacidad tiene de poder seguir llevando a cabo aquellos trabajos de los que deriva un ingreso.

Sin embargo, este sector no debe de ser el único al cual se preste atención durante la crisis. Como muestran mis resultados, hay una amplia franja de la población mexicana que si bien no es pobre, sí ve afectada su capacidad de trabajar ya que su ocupación necesariamente le requiere en su lugar de trabajo. El caso paradigmático de esta situación es el sector manufacturero

dice Luis Monroy.

De igual forma, es necesario considerar que si bien hay un sector de la población que puede trabajar desde casa, ello no garantiza la viabilidad económica de las unidades que les tienen contratados. Por lo que se deben preservar dichas fuentes de empleo.

elceo.com
https://elceo.com/economia/trabajo-desde-casa-mexicanos-poco-probable/

Continue Reading

Trending

English
Spanish English