SIGUENOS

Negocios

10-4: El coronavirus tiene un punto débil y este modelo lo explota

Publicado

en

Comentario

Las personas podrían regresar a trabajar en ciclos de dos semanas: acudir por cuatro días y después estar en confinamiento diez días, el período de latencia del virus.

Credit…Amir Cohen/Reuters

Alon y Milo son profesores de biología computacional y de sistemas en el Instituto de Ciencias Weizmann, en Israel. Yashiv es profesor de economía en la Universidad de Tel Aviv University y en el Centro de Macroeconomía de la London School of Economics.

Regístrate para recibir nuestro boletín con lo mejor de The New York Times.

Si no podemos reanudar la actividad económica sin causar un resurgimiento de infecciones de la COVID-19, enfrentamos un futuro sombrío e impredecible al abrir y cerrar escuelas y negocios.

Podemos encontrar una salida a este dilema aprovechando una propiedad clave del virus: su período de latencia, el lapso promedio de tres días entre el momento en que una persona se infecta y el momento en que puede infectar a otros.

Las personas pueden laborar en ciclos de dos semanas, ir al trabajo durante cuatro días y después, para cuando pueden volverse infecciosos, pasar diez días confinados en casa. La estrategia funciona aún mejor cuando la población se divide en dos grupos de hogares que trabajan en semanas alternas.

Las autoridades escolares austríacas adoptarán una versión simple —con dos grupos de estudiantes que asistirán a la escuela por cinco días cada dos semanas— a partir del 18 de mayo.

Los modelos que creamos en el Instituto Weizmann de Israel predicen que este ciclo de dos semanas puede reducir el número reproductivo del virus —el número promedio de personas infectadas por cada persona infectada— por debajo de uno. Por lo tanto, un ciclo 10-4 podría suprimir la epidemia al tiempo que permite una actividad económica sustentable.

Incluso si alguien está infectado, y sin síntomas, él o ella estaría en contacto con personas fuera de su hogar durante solo cuatro días cada dos semanas, no 10 días, como con un horario normal. Esta estrategia tiene otro impacto: disminuye la densidad de personas que acuden al trabajo y la escuela, lo que reduce la transmisión del virus.

Las escuelas pueden hacer que los estudiantes asistan por cuatro días consecutivos cada dos semanas, en dos grupos alternativos, y usar métodos de educación a distancia los otros días de escuela. Los niños pueden ir a la escuela los mismos días que sus padres van al trabajo.

Las empresas operarían casi de forma continua, alternando entre dos grupos de trabajadores para una producción regular y predecible. Esto incrementaría la confianza de los consumidores, apuntalando la oferta y la demanda al mismo tiempo.

Durante los días de confinamiento, este enfoque requiere adherencia solo al nivel de distancia ya demostrado en los países europeos y Nueva York. Evita los costos económicos y psicológicos de abrir la economía y luego tener que restablecer el confinamiento total cuando los casos inevitablemente resurjan. Dar esperanza y luego quitarla puede causar desesperación y resistencia.

Una rutina 10-4 proporciona por lo menos un empleo a tiempo parcial para millones que han sido despedidos o enviados a casa con licencia sin sueldo. Estos trabajos evitan los impactos devastadores, mentales y físicos del desempleo, que a menudo son duraderos. Para quienes viven del día a día, habría cuatro días para trabajar, reduciendo la necesidad económica de ignorar el confinamiento por completo. Las quiebras de los negocios también se reducirían, acelerando la eventual recuperación económica.

La estrategia cíclica es fácil de explicar y hacer cumplir. Es equitativa en términos de quién puede volver al trabajo. Se aplica en cualquier escala: una escuela, una empresa, una ciudad, un estado. Una región que usa la estrategia cíclica está protegida: las infecciones que llegan de fuera no se pueden propagar ampliamente si el número de reproducción es menor que uno. También es compatible con todas las demás medidas compensatorias que se están desarrollando.

Los trabajadores pueden, y aún deben, usar mascarillas y distanciamiento mientras estén en el trabajo. Sin embargo, esta propuesta no se basa en pruebas de larga escala, por lo que aún no está disponible en todas partes de Estados Unidos y quizás nunca estará disponible en grandes partes del mundo. Puede comenzar tan pronto como una disminución constante de casos indique que el confinamiento ha sido efectivo.

La estrategia cíclica debe ser parte de una estrategia de salida integral, incluyendo la auto cuarentena de quienes tienen síntomas, el rastreo de contactos y aislamiento, y la protección de grupos de riesgo. La estrategia cíclica puede probarse en regiones limitadas por periodos de prueba específicos, incluso un mes. Si la tasa de infección aumenta, puede ajustarse a menos días de trabajo. Por el contrario, si las cosas van bien, se pueden agregar días adicionales de trabajo. En ciertos escenarios, solo cuatro o cinco días de confinamiento en cada ciclo de dos semanas podrían prevenir el resurgimiento.

La epidemia del coronavirus es un enemigo formidable, pero no es invencible. Al programar nuestras actividades de manera inteligente, de una manera que tome en cuenta las dinámicas intrínsecas del virus, podemos derrotarlo más rápidamente, y acelerar un retorno completo al trabajo, la escuela y otras actividades.


Uri Alon y Ron Milo son profesores de biología computacional y de sistemas en el Instituto de Ciencias Weizmann, en Israel. Eran Yashiv es profesor de economía en la Universidad de Tel Aviv University y en el Centro de Macroeconomía de la London School of Economics.

Negocios

Esta empresa quiere conectar hogares y mipymes en mercados a donde no llega Telmex, izzi o Megacable

Publicado

en

Por

esta-empresa-quiere-conectar-hogares-y-mipymes-en-mercados-a-donde-no-llega-telmex,-izzi-o-megacable

11 de julio 2020 | 5:00 am

La falta de conectividad en el país, sobre todo en áreas a las que no llega ningún tipo de infraestructura, fue el escenario de oportunidad para que Hugues México empezara a desplegar su servicio residencial y más recientemente de negocios.

La ventaja frente a otros competidores tradicionales, según Marcos Duarte, director de operaciones de Hugues México, es que no tienen que desplegar ningún tipo de infraestructura pues el servicio que ofrece es internet satelital.

La empresa no requiere desplegar postes, cableado o antenas repetidoras para hacer llegar el servicio a hogares o negocios, porque además de que no compite en los mercados en los que opera Telmex, izzi o Megacable, tampoco ofrecen los mismos paquetes.

Un instalador, una antena de 90 centímetros y un módem son los tres elementos que necesita para poder ofrecer internet, “de tal forma que la cobertura sin necesidad de infraestructura terrestre nos ha dado una ventaja competitiva”, aseguró el directivo.

Para Duarte, aunque existe la percepción de que el internet satelital es muy caro, la oferta se compone de dos precios: el primero es el precio de entrada y el otro es el costo del plan mensual, lo que en conjunto hace o no atractiva una oferta.

Es más caro no tener internet, porque eso es en estos tiempos de contingencia una limitante mayor, sobre todo para micro y pequeños empresarios, emprendedores o cualquier profesionista que con la pandemia ha tenido que explotar su actividad a través de internet

Las zonas de mayor demanda del servicio de internet satelital para la compañía son en el sur y sureste de México, unas de las zonas del país en donde la penetración de internet es menor frente a otras zonas.

Aunque tiene presencia en las 32 entidades del país, el principal reto para la compañía de origen estadounidense es hacer crecer su cobertura de instaladores y distribuidores para tener un mayor alcance en clientes, más allá de la cobertura territorial, dado que ya tiene cobertura del 97% en el país.

elceo.com
https://elceo.com/negocios/esta-empresa-quiere-conectar-hogares-y-mipymes-en-mercados-a-donde-no-llega-telmex-izzi-o-megacable/

Continuar Leyendo

Negocios

¿Por qué los gasoductos son más fáciles de construir en Europa que en Estados Unidos?

Publicado

en

¿por-que-los-gasoductos-son-mas-faciles-de-construir-en-europa-que-en-estados-unidos?

11 de julio 2020 | 5:00 am

Donald Trump sufrió esta semana un golpe en su lucha por regresar al sector de hidrocarburos la importancia que ha ido perdiendo en años recientes.

La construcción del ducto Dakota Access fue suspendida por un juez federal que argumentó la falta de garantías contra desastres naturales. Se trata de uno de tres proyectos importantes en Estados Unidos que están en pausa y que se unen al gasoducto Tuxpan-Tula para pintar un panorama complejo en el transporte de hidrocarburos en el continente americano.

Sin embargo, del otro lado del Océano Atlántico, el gobierno de Vladimir Putin ha conseguido expandir su influencia política en Europa y Asia a través de la construcción de gasoductos que le permiten enviar gas natural a clientes importantes.

Moscú informó esta semana que el gasoducto Nord Stream 2 ha tenido avances normativos y que el gobierno incluso planea la construcción de un ducto más hacia China.

¿Por qué los ductos americanos encuentran tantas trabas mientras Rusia sigue avanzando con sus planes?

Autocracia

Rusia se encuentra en el centro de la mayoría de los proyectos de transporte de gas en Europa y Asia. El segundo mayor productor de gas natural a nivel mundial necesita establecer relaciones comerciales con las potencias que se encuentran a su alrededor para reforzar su posición diplomática, y sabe que el hidrocarburo es su mejor apuesta.

Además, la compañía a cargo de su construcción es Gazprom, una empresa con control estatal parcial, por lo que las obras cuentan con la fuerza del Kremlin para garantizar su conclusión.

En Rusia se necesita un “permiso para manifestarse”, lo que complica que haya protestas contra la construcción de ductos como ocurre en Estados Unidos y México, sobre todo una protesta directa contra una empresa propiedad del Estado.

Incluso el coronavirus ha sido un tema que poco ha mermado los avances de las obras.

El 1 de mayo pasado, trabajadores de una planta propiedad de Gazprom se manifestaron contra la falta de garantías a su salud, pero la protesta sólo fue cubierta por medios locales y no tuvo mayores repercusiones.

gasoductos rusia

Mapa de los principales gasoductos en Europa (Fuente: Wikicommons)

Geografía

La densidad poblacional juega un papel importante en el trazado de ductos entre Rusia y sus principales compradores. Mientras que Estados Unidos y México tienen una densidad poblacional de 33 y 64 pobladores por km2 respectivamente, los ductos que conectan a Rusia cruzan territorios como Kazajistán, con 7 pobladores por kilómetro cuadrado, o incluso Siberia, con tres pobladores por kilómetro cuadrado.

Esta baja población reduce la posibilidad de que comunidades arraigadas protesten el paso de un ducto, además de que facilita modificaciones en el trazado del plan en caso de que existan conflictos imposibles de resolver.

Esta es una condición que existe también en los países de la ex Unión Soviética que conectan a Rusia con Europa Central y Occidental. A sabiendas de que construir nuevos ductos es cada vez más complicado, Moscú ha optado por el Nord Stream 2: un gasoducto submarino que conectará a Rusia con Dinamarca.

Demanda

La aprobación danesa del ducto fue criticada por otros países europeos, principalmente Ucrania, debido a sus posibles ramificaciones geopolíticas. Sin embargo, su construcción representa la posibilidad de que Copenhagen compre gas a precios más bajos y dado que Estados Unidos aún no ha sido capaz de sustituir el abasto ruso, resulta una propuesta demasiado atractiva para el gobierno danés.

Estados Unidos ha establecido buenas relaciones con Polonia, y ha propuesto la construcción de una planta regasificadora en el país, que sería capaz de recibir por barco gas proveniente de América. Sin embargo, los planes no han avanzado desde que fueron anunciados en agosto del año pasado.

Diversos gobiernos europeos han externado su deseo de disminuir su dependencia del gas ruso, pero mientras no haya una solución por parte de Estados Unidos, o un avance tecnológico que permita despegarse de esta tecnología, cualquier obstáculo seguirá siendo sorteable para las economías que necesitan gas para generar su energía.

elceo.com
https://elceo.com/negocios/por-que-los-gasoductos-son-mas-faciles-de-construir-en-europa/

Continuar Leyendo

Conectar

Trabajo desde casa, algo poco probable para la mayoría de los mexicanos

Publicado

en

Por

trabajo-desde-casa,-algo-poco-probable-para-la-mayoria-de-los-mexicanos

11 de julio 2020 | 5:00 am

La pandemia de COVID-19 ha tumbado los mercados laborales de México y gran parte de mundo, y en algunos sectores también ha implicado una reconfiguración para implementar el teletrabajo o trabajo a distancia.

No obstante, para las personas que viven en pobreza, y principalmente para las y los jóvenes, el teletrabajo simplemente no es posible. El cambio generalizado al trabajo remoto no es factible para los hogares que no tienen una computadora o acceso a internet en el hogar, o es difícil debido a limitaciones de espacio o porque los dispositivos deben compartirse entre los miembros del hogar.

En promedio, en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), 87% de los hogares tienen acceso a internet en sus hogares, aunque la proporción es menos de la mitad en Colombia y México. Y mientras que casi 81% de los hogares en la OCDE tienen acceso a una computadora en casa, esta proporción baja a menos de 50% en Colombia, México y Turquía.

En México, tan solo entre 20 y 23% de los ocupados puede llevar a cabo sus actividades desde casa, de acuerdo con la investigación de Luis Monroy-Gómez-Franco ¿Quién puede trabajar desde casa? Evidencia desde México, publicada por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

La investigación arroja que la mayoría de estas ocupaciones se encuentra concentrada en la cola derecha de la distribución de ingreso, y que éstas son realizadas en su gran mayoría por mujeres.

Tomando como referencia la línea de bienestar calculada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social, también identifico que menos de 5% de los hogares en donde al menos un miembro puede trabajar desde su vivienda se encuentra en situación de pobreza

dice Luis Monroy-Gómez-Franco.

Además, Ciudad de México y Nuevo León más que rebasan el tercio de ocupados que pueden llevar a cabo estas actividades, niveles similares al observado en países desarrollados.

Contrario a lo anterior, en estados como Chiapas o Hidalgo menos de 20% de los ocupados puede realizar sus actividades lejos de su lugar de trabajo. Y en la región del Bajío, en donde existe una alta concentración de la industria manufacturera, sólo entre 17 y 21% de los ocupados puede hacer sus actividades laborales desde casa.

La posibilidad de trabajar a distancia de los trabajadores jóvenes y de quienes no tienen educación universitaria es significativamente menor, de acuerdo con el estudio ¿Quién llevará la peor parte de las políticas de bloqueo? Evidencia de las medidas de teletrabajo en todos los países, del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI estima que cerca de 100 millones de trabajadores de 35 países avanzados y emergentes (de los 189 países miembros) podrían presentar un riesgo alto debido a que no pueden realizar sus trabajos a distancia. Esto equivale, en promedio, a 15% de su fuerza laboral.

El documento indica que los trabajadores sin un título universitario son significativamente menos propensos a tener trabajos que se pueden realizar en el hogar en comparación con sus compañeros con una mayor educación.

Para una determinada ocupación, los trabajadores con bajos niveles de logro educativo en España, Italia, Ecuador y México tienen los puntajes más bajos para llevar trabajar desde casa. Al comparar los perfiles de edad con los sectores, este mayor riesgo para los empleados jóvenes es consistente con la edad relativamente más joven.

La posibilidad de trabajar a distancia de los trabajadores jóvenes y de quienes no tienen educación universitaria es significativamente menor, ya que generalmente corresponde con los perfiles de edad de los trabajadores en los sectores más afectados por el confinamiento y las políticas de distanciamiento social.

En este sentido, las mujeres podrían verse especialmente afectadas, ya que se concentran de manera desproporcionada en los sectores más dañados, como los servicios de alimentos y hostelería. Además, las mujeres realizan más tareas relacionadas con el cuidado de los hijos y las labores domésticas.

El FMI indica que los gobiernos deben centrarse en ayudar a los trabajadores más afectados y a sus familias mediante la ampliación de las redes de protección social y seguros sociales para amortiguar la pérdida de empleo y de ingresos. “Los subsidios salariales y los programas de obras públicas pueden contribuir a que recuperen sus medios de vida durante la recuperación”.

Además, para reducir la desigualdad y ofrecer a las personas mejores perspectivas, los gobiernos deben fortalecer la educación y la capacitación y preparar mejor a los trabajadores para los empleos del futuro,

Esta crisis ha demostrado con claridad que tener acceso a internet es un elemento fundamental de la capacidad de las personas para continuar su participación en el lugar de trabajo. Invertir en infraestructuras digitales y cerrar la brecha digital también permitirá que los grupos desfavorecidos participen de manera importante en la economía del futuro

dice el FMI.

Monroy también señala que es necesario que las políticas públicas focalicen sus esfuerzos en alcanzar a la población más pobre, en tanto que ésta es la que menor capacidad tiene de poder seguir llevando a cabo aquellos trabajos de los que deriva un ingreso.

Sin embargo, este sector no debe de ser el único al cual se preste atención durante la crisis. Como muestran mis resultados, hay una amplia franja de la población mexicana que si bien no es pobre, sí ve afectada su capacidad de trabajar ya que su ocupación necesariamente le requiere en su lugar de trabajo. El caso paradigmático de esta situación es el sector manufacturero

dice Luis Monroy.

De igual forma, es necesario considerar que si bien hay un sector de la población que puede trabajar desde casa, ello no garantiza la viabilidad económica de las unidades que les tienen contratados. Por lo que se deben preservar dichas fuentes de empleo.

elceo.com
https://elceo.com/economia/trabajo-desde-casa-mexicanos-poco-probable/

Continuar Leyendo

Tendencia

Spanish
English Spanish