SIGUENOS

Startups

Ya son 393 las startups unicornios en el mundo

Publicado

en

las startups unicornio supnews
Wikimedia Commons

Una startup unicornio es una nueva empresa cuyo valor neto es igual o superior a mil millones (siempre) de dólares. Representa el sueño dorado de todos los que se lanzan al mar del emprendimiento, aunque haya quienes lo nieguen. Estas compañías han recaudado de forma combinada más de 292 mil millones y su valor se estima en 1.2 billones.

 

Las más valiosas

 

Según el último informe de CB Insights, la startup más valiosa del mundo es Bytedance. Establecida en China y catalogada como una empresa de Inteligencia Artificial, ha recibido inversiones superiores a los 75 mil millones y sus ingresos de 2019, según las estimaciones, se ubicarán cercanos a los 15 mil millones.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Startups y finanzas: cómo administrar tu empresa y no morir en el intento


¿Quiénes son? Aunque no te suenen a las primeras, probablemente los conoces y hasta tienes instalado en tu smartphone uno de sus productos más exitosos: la red social de videos Tik Tok.

El segundo lugar de esta privilegiada lista lo ocupa otra empresa del Gigante Amarillo: Didi Chuxing. El top 5 lo completan las estadounidenses Juul Labs (cigarrillos electrónicos), WeWork y Airbnb.

Continuar Leyendo
Publicidad
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Startups

Generación Z: ¿Menos emprendedores que los Millennials?

Publicado

en

centennials menos emprendedores millennials supnews
Imagen de Free-Photos en Pixabay

El tiempo de los Millennials (los nacidos entre 1980 y 1995) como la ‘carne fresca’ dentro del mercado laboral ya va quedando en el pasado. Es momento de la Generación Z, también conocido como los Centennials. Aquellos que llegaron al mundo entre 1996 y 2010.

 

Uno de los rasgos más característicos de la Gen Y (otra forma de llamar a los milénicos) es la ambiciosa visión emprendedora. Incluso muchos de los más viejos, ya próximos a cumplir 40 años, siguen mostrando este espíritu de innovación, preferiblemente lejos de los ‘típicos’ roles de oficina. (Aunque dediquen la mayor parte de su tiempo dentro de estas áreas de trabajo, pero como parte de un equipo propio impulsado por ellos mismos).

 

Sin embargo, aquellos que están próximos a concluir sus estudios de pregrado o ya cuentan con una licenciatura, listos para iniciar sus carreras profesionales, prefieren la (en teoría) vida más tranquila de los empleados. Por lo menos este es el caso de Uruguay. 

 

Según una encuesta de Adecco reseñada por El País, 65% de los jóvenes de la nación austral evalúa positivamente asimilarse al mercado laboral bajo relación de dependencia. Solo el 35% de los entrevistados se muestra entusiasmado ante la idea de sumarse al mundo de las startups.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Los tatuados tienen más oportunidades como emprendedores?


El informe de la multinacional de los Recursos Humanos termina por afirmar algo que a muchos seguramente les resultará obvio: para los Centennials la estabilidad es mucho más importante que la posibilidad de ‘crear algo grande’. La perspectiva de conquistar al mundo con una solución innovadora parece que ya no seduce tanto como antes. ¿Será que ya todo ‘está inventado’?

Continuar Leyendo

Startups

Startups y finanzas: cómo administrar tu empresa y no morir en el intento

Publicado

en

como administrar tu empresa y no morir en el intento supnews
Imagen de Lucia Grzeskiewicz en Pixabay

Hace unos días comentábamos sobre lo importante que es para los emprendedores saber cuándo pedir ayuda. Destacamos el hecho de lo imprescindible que puede llegar a ser contemplar desde un inicio la contratación de personal externo para el manejo de la parte administrativa. Pero seamos honestos, ese es un lujo que en la vida real, no todas las startups están en capacidad de asumir. Por ello los miembros del equipo de fundadores tienen que asumir estas tareas. Del éxito de esta misión depende que el emprendimiento no muera en el intento.

 

Para aquellos a los que les toca empezar a sacar cuentas y cuadrar números sin que esta sea su especialidad, algunos consejos básicos:

 

Sí, es necesario

 

Muchos emprendedores, probablemente por pereza, compran muy barata la idea de que al inicio se puede pasar de las finanzas. Mala decisión. Si bien la prioridad será el producto que se va a comercializar, siempre es importante saber de cuanto dinero se dispone. Así esta cifra sea cero.

 

Cuidado con las líneas de crédito demasiado grandes

 

Sí, seguramente necesitas capital. Y los bancos y agencias crediticias verán en ti y en tu startup un cliente fácil. Pero recurrir a un crédito bancario para poner a caminar una empresa mucho antes de que esta genere su primeros centavos es uno de los ingredientes más comunes dentro de las recetas para el fracaso. 

 

Costos al mínimo

 

Todos soñamos con tener una oficina con una vista espectacular. En CDMX, por ejemplo, una de las metas es contar con grandes ventanales desde donde se pueda disfrutar de El Paseo de la Reforma o del Bosque de Chapultepec. Una ambición perfectamente legítima. Pero es un lujo que solo empresas consolidadas se pueden dar.

 

Deberes y derechos

 

Desde un inicio se debe tener esto en claro. Saber de qué beneficios se puede disfrutar mientras se es una startup. Lo mismo de cuáles son las responsabilidades a las que toca hacer frente cuando se empiece a facturar.

 

¿Prepararse para lo peor?

 

Es una visión lúgubre y hasta masoquista. Pero mientras el negocio esté lejos de generar dividendos, hay que estar preparado para no claudicar y llegar a la meta, aunque todo esté (aparentemente) en contra.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Señales de que tu startup no marcha bien


Incluso, cuando todo marcha increíblemente bien, la empresa muestra un rito de crecimiento sostenido y ya se puede rentar una oficina en la mejor zona de negocios de la ciudad, siempre hay que estar preparado para los días de lluvia.

Continuar Leyendo

Startups

Un buen emprendedor sabe cuándo pedir ayuda

Publicado

en

cuándo pedir ayuda supnews
Imagen de Werner Heiber en Pixabay

Al iniciar una startup los socios fundadores quieren hacer de todo. Es natural, se supone que esta futura empresa se desarrollará en un campo de acción donde quienes la integran son especialistas. (Esto no es necesariamente una regla exacta). Además, economizar suele ser una de las premisas más importantes. Pero no todos pueden hacer de todo. Los buenos emprendedores también saben cuándo pedir ayuda.

 

Tareas aparentemente sencillas – más allá de que las apariencias engañan – pueden resultar titánicas. Sobre todo si quien las ejecuta carece de la pericia necesaria para acometerlas. Llevar correctamente la administración es el mejor ejemplo de ello.

 

Desde un principio se debe contemplar la ayuda

 

Conscientes de sus fortalezas y debilidades. Pero principalmente de los límites que cada quien debe marcar (nadie puede estar en dos sitios al mismo tiempo, por ejemplo), desde un principio hay que identificar los ámbitos donde se requerirá ayuda al poner a caminar una startup. Lo que implica igualmente que se destine una partida presupuestaria para su contratación.

 

¿Dónde ahorrar?

 

Es bien sabido que salvo excepciones, todo inicio es difícil. Entre otras cosas porque el capital financiero no abunda. Por ello, puede parecer un contrasentido adquirir servicios externos que con ‘esfuerzo y sacrificio’ los miembros del equipo de fundadores pudiesen asumir.

 

Se debe ser completamente pragmático. ¿Vale la pena el ahorro de dinero? Tomando en consideración que muy probablemente los niveles de estrés y de angustia de quienes se den a la labor de adelantar funciones en áreas que, si bien pueden tener conocimientos, no es su campo profesional, se disparen dramáticamente. (De nuevo el apartado administrativo es un excelente ejemplo).


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Algunos errores que cometen los emprendedores


Esto tampoco es una invitación a contratar en todos los casos servicios externos para todas las áreas en donde no haya un especialista dentro del equipo de trabajo. Lo importante es identificar cuándo pedir ayuda es imprescindible.

Continuar Leyendo

Tendencia

Spanish
English Spanish