Connect with us

Web

La Sirenita: crónica de una polémica ¿sin sentido?

Published

on

la sirenira supnews
Imagen de peridotmaize en Pixabay

La Sirenita está de moda. Así que se debe hablar del tema. Sin que importe mucho lo que se diga. Para rellenar algunos espacios recordando a Salvador Dalí: hay que hablar bien o mal, pero hay que hablar (de La Sirenita).

 

En el negocio comunicacional los números mandan. De allí que la preocupación de todo Content Manager (incluyéndome) es conseguir que los productos que se generen bajo su mando reporten el mayor número de visualizaciones posibles. Así que, como dicen en España: vamos allá.

 

Alerta de Spoiler

 

Probablemente en el transcurso de estas líneas no encontrará nada particularmente sustancioso o interesante. Tal vez sí, quién sabe. En todo caso, se lo advierto. No sea que cuando llegue al final (si es que llega) se sienta desilusionado.

 

El asunto es que después de varios días viendo ‘los toros desde la barrera’. Con “La Sirenita Ariel” como primera sugerencia de búsqueda cada vez que reviso Google desde mi Smartphone, decidí también montarme sobre la ola. (Probablemente mis jefes dirán que voy tarde).


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Vuelven Los Ángeles de Charlie

El tema me afecta. Mentira, no lo hace. Pero en teoría debería afectarme. Ya que todo empezó con la molestia del ‘fandom’ por la elección que hicieron en Disney de la actriz que interpretará a Ariel en la versión Live Action de su clásico animado de 1989. ¿Cuál es el problema? Pues que Halle Bailey, la histriona en cuestión, es afroamericana. (Y en teoría el tema me afecta porque la tez de mi piel es similar al de esta chica). Pero según la mencionada versión estrenada hace 30 años y que estuvo a cargo de Ron Clements y John Musker, este personaje es pelirrojo. 

 

Cuestión de minorías

 

A partir del anuncio, los memes y las publicaciones haciendo mención a la ‘nueva’ Sirenita Ariel inundaron las redes. Muchos de estos post llenos de contenidos abiertamente ‘racistas’. Algunos de ellos con aclaratorias del tipo “yo no soy racista, pero…”

 

Hay quienes alegan que los pelirrojos son una minoría ´más minoría’ que la gente negra, toda vez que menos del 2% de la población mundial muestra esta característica física. Por lo que con la selección de Bailey se estaría afectando a un grupo de personas para favorecer a otro. (Yo me pregunto cómo es esto posible…)

 

Nada importa

 

Pero hay que ser concreto. Como los lectores que han llegado hasta aquí seguramente ya lo notaron, me está resultando tremendamente difícil mantener un punto. Pero eso no importa. Lo que sí importa es el número de búsquedas que el término “La Sirenita” ha generado en las últimas horas. Lo demás es relleno. Como lo relativo a la (supuesta) discriminación racial. 

 

Otra cosa sí importa es la habilidad del emporio Disney para mantenerse vigente entre los temas de conversación. O lo que es lo mismo, para ser siempre tendencia en Facebook, Twitter, Instagram y demás redes sociales.

 

Sin pudor

 

He sido tan descarado en mis intenciones que coloqué la keyword al inicio del título y del primer párrafo. Y aunque lo que sigue no tiene mucho sentido, (lo mismo que todo lo previo), ahora paso a insertar un subtítuo.

 

La sirenita (y la sirenita Ariel)

 

No lo pude resistir. En la red del cara de libro intenté (creo que sin éxito) dármelas de interesante afirmando que el debate me parecía ridículo y que no iba a decir más que eso. Pero terminé diciendo bastante más.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Gadgets en el cine: a 30 años del Batman de Tim Burton


¿Qué dirá la Inteligencia Artificial de mi? Pues que me subí a la ola. Que asumí que quedarse al margen en temas de moda no está permitido. Al menos no en mi posición. Por lo que probablemente durante los próximos días tendré que escribir otra vez de La Sirenita y la sirenita Ariel. Ya se me ocurrirá algo. Prometo un texto mejor que este.

Startups

SEO para startups: ¿la clave del éxito?

Published

on

Para la gran mayoría de las startups de nuestro tiempo, el éxito suele estar íntimamente relacionado con el impacto y la penetración que una iniciativa obtiene en el ciberespacio. Si bien no es una fórmula exacta, a mayor número de visualizaciones digitales, las probabilidades de que un producto o servicio alcance rentabilidad y genere dividendos serán más altas. Por supuesto que para ello se requiere que lo ofertado solucione necesidades de los consumidores, además de cumplir con los más exigentes estándares de calidad. Pero esos son otros temas.

 

Internet y el marketing digital han permitido que prácticamente cualquier idea pueda publicitarse. Y que estas lleguen al público potencialmente interesado. Lo que también ha intensificado la competencia, haciendo que muchas veces los consumidores se sientan agobiados ante la cantidad de opciones que tienen para elegir.

 

Consecuencia directa de lo anterior es que el público en su mayoría, ha aprendido a diferenciar cuando se topa con resultados de búsqueda pagados o con los equivalentes digitales de las vallas publicitarias.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Guía SEO: Enlazado interno de una tienda online


Un estudio adelantado por el GrupoM UK y reseñado por Business 2 Comunity arroja más luces sobre este tópico: 94% de los internautas hace clic en los resultados orgánicos antes que en los de pago. Así mismo, y esto no es nada nuevo, la primera página entre los resultados de búsqueda se queda con el 92% de las interacciones.

 

Por ello, no es una cosa menor que las startups incluyan sus estrategias de Search Engine Optimization dentro de sus planes de negocio. La diferencia entre el éxito y el fracaso puede estar aquí.

 

Un trabajo de largo aliento

 

Lo primero que se debe considerar es que los resultados de la optimización SEO no son cosa de un día para otro. En el mejor de los casos, y asumiendo que se trata de la mejor página web, con excelente diseño, sumamente amigable para sus usuarios y con contenidos top, se requerirán de al menos seis meses para que se empiecen a percibir los logros. 

 

Para adelantar estas estrategias es necesario que la startup tenga claridad meridiana de cuál es su nicho de mercado. Quiénes son sus clientes y dónde están. Elementos que deben estar definidos al detalle. De lo contrario, todos los intentos se ahogarán en el vasto océano que es internet.

 

Inventar, antes que imitar

 

No es tan sencillo como suena. Pero tomando en consideración la abrumadora cantidad de competidores potenciales que también estarán persiguiendo un clic, la mejor manera de que un término de búsqueda rinda tributos es que sea original y no una copia de uno establecido.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Firefox y Chrome ¿contra de la publicidad?


Esto debe equilibrarse con el hecho de que una palabra clave de competencia cero no servirá de nada, porque nadie la está buscando. De nuevo, la paciencia es clave para en primer lugar, imponer nuevos términos de búsqueda y para que estos empiecen a redirigir el tráfico.

 

No dormirse en los laureles

Si algo ha quedado claro en el ciberespacio es que el éxito puede ser efímero. Lo que hoy es tendencia, mañana ni siquiera califica como un vago recuerdo. Por ello, para que una startup mantenga su nivel constante de ganancias y ascienda a la categoría de empresa sólida y consolidada, darse por satisfecho con victorias puntuales es condenarse al fracaso. En el mundo de hoy, innovar es cosa de todos los días.

Continue Reading

Web

Google comercializa su propia llave de seguridad

Published

on

llave de seguridad de google
Pixabay

La seguridad en internet es uno de los tópicos que más dolores de cabeza genera en la actualidad. Con todos los datos de (casi) todas las personas almacenados de forma digital en servidores en línea, es perfectamente entendible que los temores estén a la orden del día. Teniendo en cuenta además que para ‘los amigos de lo ajeno’ y los ‘ciberpiratas’ representa un botín bastante atractivo.

 

Por ello los grandes consorcios tecnológicos y comunicacionales no dejan de innovar en cuanto a estrategias para blindar sus sistemas. La privacidad es otro asunto sensible. (Y si alguien te espía o filtra tus datos serán estas mismas compañías).

 

La llave de Google

 

Sin contraseñas, ni métodos de doble verificación. El objetivo de esta llave – que no es otra cosa que un dispositivo USB – es garantizar a sus portadores que ninguna persona o Inteligencia Artificial tendrá acceso a su cuenta de Google y a los datos almacenados en ella.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Goggles de Realidad Aumentada para nadadores profesionales


Su efectividad fue validada por los propios empleados del consorcio de Mountain View, quienes durante el último año han tenido que usarla de forma obligatoria. Ttlan – el nombre que recibe la ‘súper’ llave – está de momento disponible solo en Estados Unidos, Canadá, Japón, Reino Unido y Francia, por unos 50 USD aproximadamente.

Con información de Android4all

Continue Reading

Web

1999: Microsoft presenta MSN Messenger, ¿precursor de WhatsApp?

Published

on

Windows Messanger supnews
Imagen de luis cornejo en Pixabay

Han pasado dos décadas desde el lanzamiento de MSN Messenger por parte de Microsoft. El reconocido servicio de mensajería instantánea dominó este mercado desde 1999 hasta que apareció WhatsApp en 2009. La corporación fundada por Bill Gates supo posicionar bien su producto mediante la integración con Microsoft Passport y Hotmail. No obstante, en realidad no fueron los pioneros ni los más innovadores.

Los precursores fueron más interesantes pero menos conocidos

“Primero fue sábado que domingo”, reza un viejo proverbio popular. Anterior a la presentación de MSN Messenger (año 1999) por parte de Microsoft, ya había otras plataformas de mensajería instantánea. El pionero fue ICQ (1996). Esta herramienta permitía compartir mensajes en tiempo real, fuera de conexión y en modalidad de usuarios múltiples.

Al principio no era muy conocido y la falta de actualizaciones lo dejó obsoleto años después. Además, la adquisición de ICQ por parte de American On Line en 1998 no significó un avance. Ese mismo año aparece Yahoo! Messenger y un año después la irrupción de Microsoft es decisiva para la masificación del servicio


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

FaceApp, Facebook, Google, At&t ¿Nadie respeta tu privacidad?


Sin embargo, en cuanto a características tanto ICQ como Yahoo! Messenger eran mucho más interesantes. Pero la corporación de Bill Gates realizó una mejor promoción de su producto aun cuando ofreció funciones muy elementales. La primera versión de Messenger solo permitía intercambiar mensajes de texto y tener una lista de contactos (podían importarse desde Hotmail). 

También concedía ingreso a la red de AOL, a pesar de los esfuerzos de estos últimos de bloquear el acceso. Esto inició una guerra abierta entre los proveedores de mensajería instantánea. AOL solo pudo mantenerse sólido en el mercado asiático mediante AIM, más no era un producto muy rentable.

Evolución hacia Windows Live Messenger

Las mejoras al Messenger fueron apareciendo poco a poco. En la tercera versión se podían transferir archivos y realizar llamadas en red a través de Net2Phone. Uno de los ‘golpes maestros’ fue incluir la versión 4 (2001) en Windows XP y la opción de crear grupos. El ‘boom’ vino con la quinta versión (2003) gracias a los emoticones así como la personalización de ventanas y usuarios.

Pero con la versión 7 ‘se le comenzaron a ver las costuras’ a Microsoft. Sus características se hicieron súper infantiles (guiños, zumbidos, dibujitos…), asimismo, solo era compatible con Windows XP o superior. Cuando apareció Windows Live Messenger en 2005, un gran porcentaje de usuarios ya estaba ‘mosqueado’ con Microsoft. Poco importó su ostentación al integrar perfiles, carpetas y funciones de llamadas telefónicas (en países como España).

Los smartphones cambiaron todo

En junio de 2009 MNS Messenger tocó su techo máximo de usuarios: 330 millones de usuarios mensuales. Hasta allí llegaron los días de gloria, pues dos años antes aparecieron los teléfonos inteligentes. Adicionalmente, los usuarios se fueron mudando hacia las plataformas de las ‘novedosas’ redes sociales.

Aunque en Messenger era posible enviar fotos, archivos y videos, la dinámica entre los usuarios de Facebook era más atractiva. Las reglas del juego cambiaron para siempre. Microsoft no se dio por vencido, intentó adaptarse a los nuevos tiempos. Desarrolló versiones de Messenger compatibles con Xbox 360, iOS, BlackBerry OS, Java ME, S60 y Zune HD. Nada de eso resultó, todo fue en vano.

WhatsApp se apoderó de los dispositivos móviles

La última ‘patada de ahogado’ para mantener vivo Messenger fue tratar de fusionarlo con Skype en 2013. El servicio danés había sido adquirido por Microsoft en 2011. En su ocaso MSN Messenger sobrevivió solo en China hasta finales de 2014. Entonces ya estaba instaurada la ‘era post PC’. WhatsApp, Facebook Messenger, Telegram, WeChat, Line, entre otros, son el ‘nuevo orden mundial’ de la mensajería instantánea.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Adicción a las redes sociales, la conexión falla


El más destacado ha sido WhatsApp, fundado en 2009 por dos ex empleados de Yahoo: Brian Acton y Jan Koum. Fue una idea sencillamente genial, enfocada en dispositivos móviles; con un ‘modesto’ fondo inicial de US$ 250.000. Para octubre de 2011 ya generaba un 1.000 millones de mensajes diarios. Hacia mediados de 2013 alcanzó los 200 millones de usuarios activos.

En 2014 Facebook adquirió WhatsApp por US$ 19.000 millones y en 2017 superó los 1.500 millones de usuarios mensuales, número que se ha mantenido estable desde entonces. Tiene presencia en más de 180 países, origina 29 millones de mensajes por minuto y 2.000 millones de minutos en llamadas diarias. En complemento, WhatsApp Business se lanzó en enero de 2018 y cuenta con más de tres millones de inscritos.

¿MSN Messenger precursor de WhatsApp? Bueno, no tanto. Algunos especialistas en tecnología consideran al MSN Messenger como “el germen de las redes sociales”. Sin embargo, muchas de sus características supuestamente innovadoras (emoticones, sacudidas, zumbidos, banners personalizados, entre otros) no son originales de Microsoft. Aparte de eso, WhatsApp lleva tiempo marcando sus propias pautas.

Continue Reading

Trending

English
Spanish English